jueves, 1 de noviembre de 2007

SOBRE LA LIBERTAD, LA VERDAD Y EL AMOR

¿Qué es lo esencial del hombre? ¿El alma, la razón, la voluntad? Sí ¿Pero dónde toman cuerpo estos elementos esenciales? En la Libertad.
Nuestra esencia es la Libertad, su ejercicio, su manifestación. Podemos y debemos decidir qué hacer con nuestras vidas en cada momento y aunque estemos encadenados es mucho más difícil sujetar nuestras ideas y creencias, desde donde surgen las acciones donde se objetiva la libertad.
¿Qué nos hace libres? Si lo más difícil de sujetar son nuestras ideas y creencias, allí se encuentra el último rincón de la Libertad. Nuestras ideas y sentidos nos permiten conocer. Cuando conocemos decimos que algo es Verdad. La Verdad nos hace Libres.
La Verdad no se demuestra. La Verdad simplifica el Mundo, no lo complica. Por eso la Unica Verdad es la Realidad.
¿Cómo llegamos a la Realidad? A través de nuestras ideas y sentidos. ¿Pero cómo sabemos que éstos no nos engañan? Una forma es a partir de los demás, para llegar a esa construcción común que es el Sentido Común. Para tener en cuenta a los demás, tenemos que Amar. No hay amor más grande que dar la vida por un amigo. El amor a los demás como a uno mismo, nos lleva a la Realidad y a la Verdad.
¿De dónde surge el Amor? Lo podemos ver patente, misterioso y culminante en dos momentos puntuales. En el nacimiento y en la muerte. De allí emergen dos preguntas: ¿Quién nos creó? ¿Qué pasa después de la Muerte? Pero esto lo dejamos para la próxima. Y queda otra pregunta por hacerse: ¿Y si los demás a los que amo y con los cuales podría conocer la realidad, también están engañados? ¿Qué es la Realidad? ¿No hay Verdad?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno el artículo. Queremos más!
Sheila

Diego dijo...

Muy bueno.